SU OCULTAMIENTO Y LOS SIGNOS PREVIOS A SU REAPARICIÓN

SU OCULTAMIENTO Y LOS SIGNOS PREVIOS A SU REAPARICIÓN

1) Dijo el profeta: "El Imam Mahdí surgirá en un momento en que el caos estará reinando en el mundo. Los países estarán empecinados en ataques nocturnos recíprocos. Los mayores no tendrán misericordia por los pequeños, ni los fuertes la tendrán por los débiles".
2) Dijo Amir al Mu'minin (a.s): "Antes que al Qa'im (a.s) se levante, habrá muerte roja y muerte blanca. Plagas de langostas vendrán en tiempos usuales y no usuales, con el color de la sangre. La muerte roja llegará por la espada y la muerte blanca por las plagas".
3) Dijo el Imam Sádiq (a.s): "Antes de la llegada del Qa'im (a.s) habrá un juicio proveniente de Dios". Le preguntaron en qué consistirá, y explicó: "Los probaremos con el miedo, el hambre, la falta de dinero, de vida y hacienda. Las buenas noticias vendrán para aquellos que sean pacientes". (2:155)
En cuanto al miedo, llegará a través de los reyes de la familia tal y tal. El hambre será debido a los precios exorbitantes. La falta de dinero se deberá a la caída del comercio y la escasez de mercaderías en él. La falta de vida será a causa de la muerte súbita. La falta de hacienda se deberá a las grandes lluvias (inundaciones) y al beneficio escaso de las cosechas. En cuanto a las buenas noticias para los pacientes es que el Qa'im (a.s) vendrá pronto".
4) Dijo el Profeta (a.s.w.): "Uno de los signos del final de los tiempos, es la pérdida de la oración y su realización incorrecta. La gente será dominada por los deseos, tenderá hacia las falsas ideas, respetará a los adinerados y venderá su religión a cambio de este mundo. En ese momento, el corazón del creyente estará compungido y desesperanzado por no poder corregir la corrupción y el desvío... El mal se mostrará como si fuese lo bueno, y el bien como si fuese el mal; el confiable será considerado traidor y el traidor confiable; se corroborará al mentiroso y se desmentirá al veraz. En aquella época las mujeres gobernarán. Las falsedades serán consideradas genialidades y las caridades pérdidas y daño. El hombre no respetará a su padre ni a su madre, y se apartará de sus amigos y compañeros... La nobleza y valentía de la juventud desaparecerán. Los pobres y humildes serán humillados y menospreciados. En esa época los mercados se concentrarán y los comerciantes dirán:"No vendí nada ni me beneficié en lo más mínimo, quejándose a Dios por ello y haciéndolo responsable de ello... En aquella época gobernarán los tiranos y dictadores que matarán a quienes se le opongan y desalentarán a quienes se callen; subyugarán sus derechos y beneficios, aplastando su dignidad y libertad; derramará su sangre y llenarán los corazones de la gente de tenor y corrupción. Entonces la gente quedará angustiada, deprimida y aterrorizada... Desde el este y el oeste vendrán personas de diferentes colores, configuraciones y atavíos. Guay de los oprimidos de mi comunidad que acepten esta seducción! No se tendrá compasión con los niños ni respeto por los ancianos. Las personas tendrán apariencias humanas pero corazones satánicos... Los hombres serán atraídos y seducidos tanto por las mujeres como por los jóvenes lampiños e imberbes. Los hombres se asemejarán a las mujeres y las mujeres a los hombres. Las mujeres se subirán a los estribos. ¡Que la maldición caiga sobre ellas!... En aquella época se colocarán imágenes y representaciones en las mezquitas al igual que en los templos de los judíos y cristianos. El Corán se imprimirá en forma muy costosa y adornada. Los minaretes serán altos y las filas de orantes serán numerosas, pero sus corazones estarán repletos de odio, ira y enemistad. Sus lenguas hablarán en diferentes idiomas. Los hombres de mi comunidad se adornarán con oro y vestirán ropas de seda y raso. Usarán pieles de pantera para sus vestidos... En aquellos tiempos surgirá la usura y los pagos a destiempo. Abundará lo mundano y la frivolidad. Los divorcios aumentarán considerablemente. No se juzgará según las leyes de Dios. Proliferarán las mujeres cantantes, los juegos y las veleidades. Las cantantes serán privilegiadas y tendrán puestos de poder. Los malvados y delincuentes gobernarán sobre los pueblos. En esa época la Peregrinación anual la realizarán los ricos y poderosos a fin de pasear y divertirse; la clase media, para afianzarse económicamente y extender sus negocios; y los pobres para ostentar y ufanarse. En esa época habrá gente que estudiará y aprenderá el Corán para envanecerse. Surgirán grupos que investigarán la religión pero sin la intención de glorificar a Dios. Aumentarán los hijos ilegítimos, productos del adulterio y la prostitución. Se difundirá el Corán por intermedio de canciones y tonadas. La gente disputará y competirá para alcanzar los placeres mundanales. En esa época la dignidad, el honor y el respeto serán quebrantados, y surgirán perversidades y corrupciones de toda índole. Los inicuos usurparán los derechos de los honorables. La mentira y la falsedad prevalecerán por todos lados. La obstinación y la terquedad serán manifiestas. La pobreza, las privaciones y necesidades abrumarán a los humildes y oprimidos. La gente se enorgullecerá de sus atavios y vestimenta. Lloverá en momentos inusuales e inadecuados. Los juegos de azar serán bien vistos y los instrumentos musicales serán ensalzados. Por otro lado estará mal visto ordenar el bien y prohibir el mal. Los creyentes resultarán más humillados que los esclavos. La crítica y el reproche predominarán entre la gente. Los cielos se cubrirán de impurezas, inmundicias y pestilencias... En aquella época el rico y acaudalado no se preocupará por el pobre y necesitado, a tal punto que un mendigo pedirá limosna de viernes a viernes sin que nadie se ocupe por él..."
Nota:
Podemos decir que esta tradición constituye una cabal descripción del mundo actual hecha mil cuatrocientos años atrás.

comentarios

Deja un comentario

* Los campos marcados con un asterisco deben sin duda tienen valor.