LOS BENEFICIOS DE LA EXISTENCIA DEL IMÂM DURANTE LA OCULTACIÓN

LOS BENEFICIOS DE LA EXISTENCIA DEL IMÂM DURANTE LA OCULTACIÓN

Algunas personas que no están bien enteradas de la filosofía de la existencia del Inmaculado Imâm (P) preguntan: ¿Qué beneficio tiene el Imâm durante la ocultación? Ellos ignoran que el propósito de la creación del Universo se perfecciona cuando existe la "Inmaculada Evidencia de Dios", para que por medio de su sabiduría completa respecto a Dios, lo adore desde la proximidad.
Los ángeles protestaron por la creación del hombre y comparaban sus corrupciones con sus obediencias, y no veían el objetivo de la creación del hombre y dijeron:
﴿ أَ تَجْعَلُ فِيها مَنْ يُفْسِدُ فِيها وَ يَسْفِكُ الدِّماءَ وَ نَحْنُ نُسَبِّحُ بِحَمْدِكَ وَ نُقَدِّسُ لَكَ ﴾
"¿Colocarás en ella a uno que siembre la discordia y derrame sangre? ’Mientras que nosotros celebramos Tu alabanza y glorificamos Tu santidad".
Dios los persuadió y tranquilizó al mostrarles la sabiduría y el conocimiento de Adán (P) respecto a la verdad del Mundo y del Mundo de los Ángeles –que finalmente provoca la sabiduría total hacia Dios y la devoción y culto hacia Él–.
Cuando Adán (P) por orden de Dios mostró a los ángeles su ciencia, y cuando ellos conocieron la verdad de la existencia de las "Pruebas Divinas" y el alto rango de éstas ante Dios comprendieron que las alabanzas y santificaciones de los ángeles no pueden compararse con las alabanzas y santificaciones de los guardianes y pruebas de Dios sobre la Tierra. Y ya que éstos sobresalientes son del género humano la creación de los humanos fue una creación digna y oportuna, y preferente entre las demás creaciones.
Entonces la creación de estos sobresalientes es lo que hace que sea persuasible la filosofía de la creación, y todos los ángeles ceden ante esto ya que la adoración de los sobresalientes es sin igual, y ninguna adoración puede igualarse a la suya. Y tal y como la existencia de las "Pruebas Divinas" fue convincente para el inicio de la creación y la aparición de un espécimen de humano, también será convincente para la continuación de la existencia y duración de una cadena de humanos, y deberá existir siempre "la Prueba Divina" en la sociedad humana. Si poseemos el favor de la existencia es únicamente por la existencia de estos sobresalientes. Si ellos no hubiesen sido creados, nosotros tampoco lo hubiésemos sido, y en estos momentos que existimos si alguno de ellos no estuviese, regresaríamos nuevamente a la nada. Por lo tanto las "Pruebas Divinas" no son benefactoras para nosotros únicamente en las ciencias divinas y en la sabiduría, sino que también su existencia nos beneficia y favorece a todos los humanos, y en verdad son una gracia para nosotros.
En la Salutación de Ÿâmi‘ah leemos:
"Desconozco el grado en que puedo elogiaros e ignoro como puedo alabaros y como puedo describir y concebir vuestra jerarquía y valor, mientras vosotros sois las luces de los benevolentes y la guía de los buenos y las pruebas de Dios Poderoso, y Dios inició por vosotros y concluyó por vosotros, por vosotros envía la lluvia, y por vosotros sostiene el Cielo para que no caiga sobre la Tierra a menos que sea con Su Voluntad, y por vosotros termina con la tristeza…".
El Imâm Al-Kâdzim (P) relata de su generoso padre: "…Por el conocimiento y la adoración de nosotros en cuanto a Dios, se adora a Dios Amado y Glorioso, y en caso de que no estuviésemos nosotros, no se adoraría a Dios".
Y en numerosas narraciones dijeron: "La Tierra nunca quedará vacía de un Imâm Impecable…".
El Imâm Al-Bâqir (P) dijo: "¡Juro por Dios!, que la Tierra desde el momento en que Dios quitó la vida a Adán (P) no la ha dejado sola, a menos que en ella hubiese un Imâm que guiase a la gente hacia Él, y él hubiese sido la prueba de Dios para la gente. Y la Tierra no quedará sola y sin Imâm que sea la prueba y evidencia de Dios para la gente".
Otra cuestión es la guía espiritual del Imâm (P); el Imâm Impecable al igual que es guía en las cuestiones externas, también lo es en las cuestiones de la vida espiritual, y nuestros actos verdaderos progresan con su guía. Dios en su Sagrado Libro dice:
 ï´¿ ÙˆÙŽ جَعَلْناهُمْ أَئِمَّةً يَهْدُونَ بِأَمْرِنا ÙˆÙŽ أَوْحَيْنا إِلَيْهِمْ فِعْلَ الْخَيْراتِ ï´¾
"Y Nosotros los hicimos dirigentes (Imâmes) que guian (a la gente) por Nuestro mandato, y les revelamos cómo hacer el bien".
Y también en otra aleya dice:
﴿ وَ جَعَلْنا مِنْهُمْ أَئِمَّةً يَهْدُونَ بِأَمْرِنا لَمَّا صَبَرُوا ﴾
"Y Nosotros hicimos dirigentes (Imâmes) entre ellos para guiar bajo Nuestro mandato cuando fueran pacientes".
El sabio ‘Al.lâmah Tabâtabâ’î escribió: "De este tipo de aleyas se deduce que el Imâm además de la guía y dirección externa, tiene un tipo de guía y atracción espiritual que su origen surge del mundo de las órdenes y de la castidad, y por medio de la verdad, la luminosidad y el interior de su esencia influye y domina los corazones dignos de la gente, y los atrae hacia el grado de la perfección y hacia el objetivo de su creación".
Y también dice: "Y aquellos que objetan que los shiíes consideran necesaria la existencia de un Imâm para que explique los preceptos religiosos y la verdad de la religión, así como para que guíe a la gente, entonces, la ocultación del Imâm (P) contradice este propósito, ya que el Imâm que como resultado de su ocultación, la gente no pueda tener contacto con él, no tiene ningún beneficio… Ellos no han entendido el verdadero significado del "Imâmato". En el capítulo de "Imâmato" quedó claro que la obligación del Imâm no únicamente es expresar los conocimientos y la guía aparente de la gente, y el Imâm tal y como tiene la obligación de guiar externamente a la gente, también tiene la obligación de guiar y liderar el interior de los actos de ésta, siendo él quien nivela la vida espiritual de la gente y la verdad de los actos la lleva hacia Dios. Es evidente que en este caso no influye en la gente la presencia o no del Imâm, y el Imâm en forma interna influye en las almas y las domina a pesar de que no puede ser visto con los ojos externos de la gente, y su existencia siempre es necesaria a pesar de que no ha llegado el momento de su aparición ni de su reforma mundial".
El difunto Jâÿih Nasîr Ad Dîn At-Tûsî (en paz descanse) expone: "La existencia del Imâm (P) es un favor y la posesión de los asuntos por parte de él es otro, y somos nosotros los que no permitimos que se posesione de los asuntos.
El Sol, que todos aceptan que beneficia al hombre, si la gente se resguarda de éste, no es culpa del Sol, la culpa es de los actos de la misma gente porque se escondió de éste y se resguardó de sus rayos. Y no deberán suponer que no llevan ningún beneficio del Sol ya que en caso de que el Sol no existiese, la gente inclusive en sus refugios no existiría, y el mismo Sol del cual se resguardaron y ocultaron de los rayos directos de éste, fue el que preparó para ellos el trabajo, la comida y la vida".
Así también en las narraciones islámicas el Imâm de la Época (P) ha sido comparado con el Sol detrás de las nubes. "Sulaîmân A‘mash" preguntó al Imâm Ÿa'far As-Sâdiq (P): "¿Cómo aprovecha la gente de la Prueba de Dios que se encuentra ausente?"
Respondió: "Al igual que se beneficia del Sol cuando se encuentra detrás de las nubes".
Y también "Ÿâbir Ibn ‘Abdul.lah Ansarî" preguntó al Mensajero del Islam (BP): "¿Acaso los shiíes se benefician del Imâm de la Época (P) durante su ausencia?"
Respondió: "¡Si! Juro por Él que me eligió profeta, la gente ve por su luminosidad, y se beneficia de su guía al igual que se beneficia del Sol aunque se encuentre oculto detrás de las nubes".
Además de esto el Imâm de la Época (P) cada año está presente en la ceremonia del Haÿÿ o peregrinación y transita en las reuniones y agrupaciones, y muchas veces resuelve los problemas de algunos musulmanes en forma directa o a través de un intercesor, e inclusive es posible que a veces la gente lo vea, pero no lo conozca. No obstante, el Imâm de la Época (P) los ve y los conoce, y en ocasiones agracia con su favor a algunos de los benevolentes y meritorios. Mucha gente durante la Ocultación Menor y Mayor ha visitado a este Inmaculado, y ha visto milagros y prodigios de este gran hombre, y han sido resueltos sus problemas.
El difunto Âîîatul.lah Saiîed Sadr Ad-Dîn Sadr escribe:
"Los libros de hadîz y noticias nos comunican que un grupo lo vio durante la época de la Ocultación e inclusive fue a visitarlo. Y esto no se contradice con lo que se ha dicho anteriormente de que debe rechazarse a aquél que diga que lo ha visto, ya que la intención de esa narración –desde el punto de vista de As-Sadr– es que debe rechazarse a aquél que diga que es uno de sus representantes".
Que tantas preguntas son las que el Imâm (P) durante la Ocultación Mayor ha respondido, y que tantos problemas religiosos y materiales ha resuelto para la gente, y que tantos enfermos ha curado, y que tantos indigentes ha auxiliado, y que tantos extraviados ha guiado, y que tantos sedientos ha saciado, y que tantos débiles ha ayudado.
Estos libros y libretas han sido escritos en diferentes épocas y en diferentes puntos del mundo por el puño y mano de personas de confianza que no se conocían entre sí, y en ellos han sido registrados innumerables sucesos que son testigos de nuestras palabras, que es imposible contarlos, y muchas veces la persona al leerlos y al tener conocimiento completo de las especialidades y los testigos que los acompañan, han llega a obtener una certeza completa en estos".

---

  Sura Al-Baqarah, 2:30.
  Usûl Kâfî, t.I, p.193.
  Ídem., p.178, hadîz no.2.
  Ídem., t.I, p.178, hadîz no.8.
  Sura Al-Anbîâ’, 21:73.
  Sura As-Saÿdah, 32:24.
  Shî‘ah dar Islam, p.260, impreso por la Librería Islámica.
  Shî‘ah dar Islam, pp. 312 y 313.
  Muntajab Al-Azar, p.271.
  Kamâl Ad-Dîn, t.I, p.265.
  Al-Mahdî, t.178 y 179.

comentarios

Deja un comentario

* Los campos marcados con un asterisco deben sin duda tienen valor.